lunes, 27 de octubre de 2008

necesito muchas cosas pero ninguna me hace falta

será mucho mejor a partir de ahora
todos os vais a dar cuenta
del gran avance que he conseguido
a través de las calles estrechas
oscuras de un lugar
que debe ser parecido
a las puertas del cielo.
saltando de esquina en esquina
cazando resquicios perdidos de sol
llenando el alma de pasajes inventados
de un libro que no existe,
buscando como un loco
algo que no se si es real.
los errores se convertirán en aciertos
a lo largo del tiempo
mientras todo va cambiando.
siendo nuevo cada día,
con el cuerpo contaminado
a punto de explotarme el corazón.
no puedo parar de moverme
entre las piedras de un color especial
de barra en barra matando fantasmas
quedándome solo
subiéndome la fiebre hasta hacerme delirar
entonces miro hacia atrás
no hay NADA
lo único que puedo hacer
seguir huyendo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

cuando huyes...aunque no sepas si es real tu fin, avanzas, que creo que es lo más importante. si en el camino además te encuentras piedras de colores especiales, creo que eres afortunado.

m.

Chafandika dijo...

Si, nosotros mismos nos creamos la necesidad, yo no sé dónde vamos a ir a parar.

Olimpia. dijo...

Lo que necesitas es disfrutar de las cosas q ya no necesitas, y buscarte necesidades nuevas.

Porque cuando dejemos de buscar necesidades, será que ya no servimos para nada como raza humana.

Sinceramente, un mono titi disfruta más cubriendo sus necesidades que cualquiera de nosotros. Qué aburrido es no tener problemas que solucionar!