domingo, 3 de agosto de 2008

a propósito de mi

hablaba de la importancia de estar en paz con uno mismo, no paraba de decir cosas tan interesantes que ni yo mismo me las creía. analizaba situaciones cotidianas y las comparaba con relatos literarios de la generación beat, tenía la mente tan lúcida que pude ver más allá de las estrellas.
descubrí un miedo que creía tener escondido y lo intenté erradicar silenciosamente, pero las conclusiones fueron otras. quizás tenga demasiados cabos por atar y a la vez esté atado a muchos otros cabos o quién sabe si el miedo es querer demasiado y conformarse con vivir otras vidas. pero no me pienso resignar a decorar lo que tengo para que parezca mejor, necesito otras cosas, un big bang.

mientras sucede, escuchemos algo de música...

2 comentarios:

Olimpia. dijo...

el post podría haberse titulado "El cabo del miedo", aunque no tenga nada que ver con la película (a menos q seas un exconvicto psicópata).

yo tb quiero un bigbang
creo q voy a dejarme barba, robar un coche y atravesar el continente.


por ahora sólo tengo q aprender a conducir...

Cherry dijo...

No sé si será cosa de los blogs, o del simple hecho de ser humanos, pero parece que todos los que andamos por estos lares cibernéticos tenemos la misma clase de problemas/preocupaciones/miedos o lo que quiera que sean.

Vaya.

P.D.: Es difícil huir de lo que te persigue, por eso dejé de correr...

P.D.2: Mu chula la canación!!! ^^