jueves, 17 de abril de 2008

on the road 2

hoy pedí en mi desayuno un lugar donde ver a todo el mundo moviéndose alborotado en algún lugar lejos de mi casa y con la sensación de estar haciendo algo en el mundo, de contribuir al gran libro de la historia.
no es mucho pedir si entonces afronto mi libertad con valentía y doy un paso de gigantes hacia la culminación de un sueño, que no es palpable ni descriptible. porque yo no sueño ni con un título universitario, ni con un coche rojo, ni con una gran familia de barbacoa, yo sueño con una sensación que aun no he empezado a buscar porque me estoy preparando, sin prisas.
por la tarde terminé un libro que ha sido muy importante para mi, y así acaba una fase de reflexión sin conclusiones de la que salgo convencido de la escapada final.

...y quiero volar con Neal Cassady por las montañas de Nuevo México...

2 comentarios:

esteff dijo...

Aunque no lo necesites y porque soy muy terca. Te lo dije, te imagino un poco vagabundo, pero no de los que piden, de los que roban.
Sigo leyendo.

Anónimo dijo...

Impecable, como siempre.
Te quiero imbécil.. =)