jueves, 20 de marzo de 2008

arañas entre las estrellas

me he despertado despejando las dudas que asomaban en mi ventana, tengo la propia apetencia de un joven escritor a viajar dando tumbos, a ser el vagabundo de las historias contadas en tercera persona. montarme en trenes en marcha llenos de caras tristes y encarbonadas para escuchar a viejos veteranos sin pensión. seguir leyendo esas palabras que iluminan mi camino en una tarde gris y vacía como la de este jueves tan santo.
me pregunto si aun sigo perdiendo el tiempo o si en cambio soy demasiado jóven para llegar tan alto, no quiero esperar que el tiempo me conteste y necesito seguir tirando el dado a ciegas, aguardando por la partida perfecta.


La única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que no bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde y explota como fuegos artificiales amarillos, como arañas entre las estrellas

Jack Kerouac, En el Camino




1 comentarios:

esteff dijo...

La verdad es que si que te perdiste cosas, aunque fueran los disfraces y la gente con talento relativo. Me gustó tu ciudad, aunque apenas vi dos calles y una procesión en el camino. Supongo que algún día habrá que volver.