sábado, 9 de febrero de 2008

Quédate quieto


Deja para mañana
lo que podrías haber hecho hoy
(y comenzaste ayer sin saber cómo).

Y que mañana sea mañana siempre;

que la pereza deje inacabado
lo destinado a ser perecedero;
que no intervenga el tiempo,
que no tenga materia en que ensañarse.

Evita que mañana te deshaga
todo lo que tu mismo
pudiste no haber hecho ayer.

Ángel González.



1 comentarios:

Chafandika dijo...

Joder, no pude evitar el entrar a releer a este hombre, yo me deshago con aquello de "y mañana será otro día tranquilo, un día como hoy, jueves o martes, cualquier cosa y no eso que esperamos aún todavía siempre"

Absolutamente cojonudo.