martes, 7 de julio de 2009

Oda al amor. -Acto primero.

Querida,

Una vez leí que hubo un hombre tan estrafalario que construyó una cabaña cerca de un lago y vivió allí durante años alimentándose de su huerto y de su profunda reflexión. Sacó conclusiones varias, una de ellas le valió para escribir un alegato en pro de la desobediencia civil. Más tarde, un tal Gandhi siguió su ejemplo.

Ahora, nosotros nos comunicamos con canciones de los Beatles.

1 comentarios:

Solindonga dijo...

Oh! Darling, please believe me, I'll never let you down.