sábado, 30 de mayo de 2009

resbala por toda la habitación y la convierte en el maldito infierno.
viene sin avisar,
como siempre,
se aferra a ti
aun cuando tienes el abrigo puesto
y la melancolía del invierno en la cabeza.
la notoriedad de la que hace gala
le hace parecer altanero y vanidoso.
nada le resulta extraño
en su afán por abordarnos a todos,
por quedarse pegado a nuestra piel
y situarse en la cúspide de nuestras sensaciones.
lo cíclico de nuestras vidas
se refleja cada año
en este sofoco agobiante y opresivo
que tiene su principio y su fin,
definido en el tiempo,
deseado por algunos
y repudiado por otros.
deleitense.

2 comentarios:

angelurri dijo...

verano?
tambien tiene sus cosas buenas

cris dijo...

Hoy te lo dedico. Al menos la parte del concierto. No sabes cuanto te echamos de menos.. Estas en todas partes. TQ Whity