jueves, 21 de agosto de 2008

esbozos

estaba sentado,
y de repente una gran taquicardia
seguida de sudores fríos.
la ventana se nublaba y golpeaba.
volaban los folios por la habitación.
recuerdos,
estaba echando de menos.

no lo había olvidado,
sabía como hacerlo pero no quise.
salí a la carretera
adelanté a ocho camiones,
llegué a otro país, media vuelta,
y a casa.

esbozos de un tiempo mejor,
de un agosto con sol.
libretas repletas de cosas por hacer
lamentos encerrados en mi piel.

1 comentarios:

Chafandika dijo...

Uy qué jodido. Lo voy a dejar aquí porque en la siguiente (anterior) ya estás dando los buenos días.

Jodido, desde luego, pero si llega a pegarse a la piel siendo esbozos como un escalofrío entonces cuando llega lo bueno ¿qué pasa? y hay que mirar por ahi, justamente por esa rendija de la ventana.




Será. (aunque estoy yo cojonuda, pero tiene que amanecer sí o sí)