sábado, 1 de marzo de 2008

Vasco de Gama estaba enfermo

Algo como lo de ayer solo se hace cuando tienes 20 años.
Atardecer entre arena y mar con una botella de ron empolvado, volando para no perder un tren de cercanías que a esa hora sólo era usado por soñadores. Más ron. La calle que baja del barrio alto era un circo. Todo lo malo que se puede hacer con la cartera vacía y de nuevo volando para llegar a ver el amanecer. No está bien visto dormir en la playa, aunque quizás tuviéramos algo de culpa.
Paseo por Belém, con pasteles y escotes generosos, policía, tranvía, libros, turistas tristes y preparativos de festín. Dulce resaca y acusada falta de sueño (¿O de sueños?)

3 comentarios:

mariotormo dijo...

Disfruta ;)

Esteff dijo...

Premiado estás amigo!!!
Viva el ron, la cerveza, los botellones en mi casa y el atleti!
http://lavidaenfresa.blogspot.com/2008/02/ms-pico-que-arte.html

Anónimo dijo...

De sueños??no creo q sea lo q te falta....aunq tenes razon no te conozco, aunque generas bastante intriga! trenes,ron...cafe


Agueda